Icono de publicidad
Icono de publicidad
Logotipo de MKM
Miercoles, 22 de Octubre de 2014

Síguenos
Seguir a BYTE_TI en Twitter

Fernando Royo, Presidente de Genzyme España y con Franciso Vivar, Director General

Fundada hace 26 años, Genzyme es una de las compañías de biotecnología líder en el mundo. Precisamente, hace unos meses fue reconocida entre las tres mejores compañías empleadoras según la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia. Esta multinacional tiene presencia en más de 100 países, entre ellos España. La compañía cuenta con sede en nuestro país desde hace 17 años. Fernando Royo, presidente de Genzyme España nos cuenta en esta entrevista cómo fueron esos comienzos. Francisco Vivar, Director de la división española, nos relata también la implicación de Genzyme con las enfermedades raras y los proyectos de futuro de la compañía. TEXTO: Mar Serrano
Share

¿Cuándo se estableció la empresa en España? ¿Cómo fue el proceso?

Fernando Royo: La empresa empezó a operar en España en enero de 1993 bajo una oficina de representación. Estuvimos dos años con una actividad limitada a un sólo producto, precursor del actual Cerezyme. En 1997 nos establecimos como laboratorio farmacéutico y fue cuando alcanzamos un crecimiento mayor. Empezar con una iniciativa en medicamentos huérfanos conlleva muchos riesgos ya que la viabilidad es sustancial, hay que contar con una estrategia innovadora y crecer a medida que va desarrollándose el negocio.

¿Cuál es la labor de Genzyme España?

Fernando Royo: Somos una subsidiaria de una corporación multinacional y la actividad fundamental es la comercialización de los productos. La comercialización de los medicamentos huérfanos es muy cualificada y tiene ciertas peculiaridades, porque no te basta, como pasa en otras áreas, con tener un producto. Es una labor más integral, tenemos que formar al equipo terapéutico, hay que dar a conocer la enfermedad y facilitar los medios para que ésta sea bien diagnosticada. Además, hay que mejorar los sistemas de diagnostico y capacitar más a los médicos para que mediante contactos entre ellos se familiaricen y hagan un tratamiento integral y óptimo de la patología. Por tanto, es una comercialización, pero con características diferentes a la habitual.

Francisco Vivar: Yo llevo casi dos años en la compañía y he notado esas diferencias entre unas compañías y otras según los productos que se comercialicen. Nuestro nicho es diferente, no se vende con un bolígrafo de publicidad, somos casi la anti-venta porque nos centramos en formar y dar a conocer la enfermedad antes que en la comercialización.

Fernando Royo: Somos una empresa distinta, somos grande en términos globales pero con una gran vocación. Nos mantenemos en la vanguardia de la innovación tanto tecnológica como de gestión y en abordar los problemas, trabajamos junto con los agentes implicados (pacientes, centros sanitarios…), damos un tratamiento integral de la enfermedad y nos mantenemos activos en el ámbito político, en incrementar la concienciación de la sociedad respecto a las enfermedades raras y en la creación de centros de referencia.

Francisco Vivar: Es un orgullo trabajar en un área que podría no ser tan atractiva como otras, pero donde nos hemos ido abriendo camino y nos sentimos responsables de que las enfermedades raras estén a la orden del día.

¿Cómo definiría la línea de negocio de Genzyme?

Francisco Vivar: Ahora mismo somos una réplica de Genzyme Internacional, aunque aquí somos menos empleados. A nivel de mercado estamos divididos en varias unidades de negocio. Medicina Genética Personalizada que se ocupa de las enfermedades raras, Oncohematología y Transplante, donde nos centramos en nichos muy concretos, por ejemplo, uno de nuestros productos se centra en el tratamiento de la leucemia aguda en niños. Biocirugía también, otra área es Cardiometabólico donde estamos fundamentalmente en cáncer de tiroides y la última es la de Renal, con productos para pacientes en diálisis.

Fernando Royo: Genzyme es una compañía relativamente diversificada. Muchas Biotech partimos de una base de plataformas tecnológicas y de allí vamos tocando diversas áreas, aunque haya sinergias entre plataformas. Nuestro objetivo principal son las enfermedades raras. Tenemos ocho productos en el mercado farmacéutico y prácticamente todos son medicamento huérfanos y los que no, están muy cerca del umbral. Esto te da una idea del interés especial que tenemos en nichos donde hay una necesidad urgente e importante de encontrar una terapia específica. En casi ningún caso, existe competencia formal con otros productos, por tanto, las dificultades no son de competir en el sentido tradicional, sino de identificar la necesidad y poder acceder a los pacientes, ya la mayoría de las veces no saben que tienen la enfermedad. Nuestra labor es informar a los médicos de la enfermedad para que puedan hacer un diagnostico mas preciso y tratarlos.

¿Cómo es el trabajo en una gran multinacional con presencia en más de 100 países?

Fernando Royo: Allí donde tenemos actividad normalmente tenemos una unidad. Esto nos facilita el contacto directo, pero tenemos una barrera, y es que tenemos que hacerlo todo nosotros, porque no es fácil encontrar un partner al que licenciar. En España, en concreto, no tenemos licencia de fabricación y de investigación básica, aunque la compañía tiene centros de investigación distribuidos en Estados Unidos, Reino Unido, China y otros países del mundo.

Francisco Vivar: En cuanto a áreas de investigación el núcleo mayor está en la central en Estados Unidos, aunque Genzyme externaliza mucho. Casi el 50% de la investigación se hace vía universidades y centros públicos de investigación.

¿Cuáles son los principales productos de la compañía?

Fernando Royo: El producto estrella es Cerezyme (imiglucerasa para inyección) para la enfermedad de Gaucher Tipo 1 y Renagel (hidrocloruro de sevelámero), que ayuda a controlar el fósforo en la sangre en pacientes con insuficiencia renal crónica. También contamos con otros productos como Fabrazyme, para la enfermedad de Fabry o Myozyme para la enfermedad de Pompe. En total, tenemos 14 productos en el pipeline.

¿Qué proyectos estáis desarrollando actualmente?

Francisco Vivar: Acabamos de lanzar al mercado Mozobil, diseñado para obtener mejores resultados en los transplantes autólogos de médula y tenemos previsto próximamente el lanzamiento de Renvela, quelantes de fosfato para pacientes tanto en diálisis como en prediálisis. A medio plazo podemos hablar de Ataluren para la enfermedad de Duchenne, la enfermedad neuromuscular más prevalente que hay, destinado a pacientes con ciertas mutaciones concretas.

Fernando Royo: Ataluren probablemente sea el primer fármaco comercializado que sea literalmente un fármaco genético. La primera indicación será una enfermedad, pero lo que hace en realidad es corregir una mutación de transcripción del ADN que hace que éste se pare al producir una proteína determinada. Ataluren corrige lo que falta para que la transcripción continúe y hasta 60 enfermedades pueden ser susceptibles de tratamiento, como pueden ser la fibrosis quística o la hemofilia. Será la primera vez que un fármaco no va dirigido contra una enfermedad sino contra un tipo concreto de mutaciones y habrá que encontrar qué enfermedades son consecuencia de ese defecto genético.

Además, en fase III tenemos un producto para el tratamiento del colesterol y distintos productos en terapia celular. Cubrimos todo el ámbito de las enfermedades raras donde queremos ser compañía de referencia, siendo pioneros en terapia génica y terapia cardiovascular combinada con génica.

¿Qué tecnologías empleáis?

Francisco Vivar: Casi todas. Dentro de la biotecnología estamos en técnicas de ADN recombinante, células eucariotas, anticuerpos monoclonales, terapias celulares y génicas y hay alguna área como quelantes de fósforo para el colesterol donde trabajamos con polímeros con afinidad especifica.

¿Qué facturación obtuvo el año pasado Genzyme España? ¿Qué supone con respecto al grupo?

Fernando Royo: Genzyme Internacional obtuvo unos ingresos de 4600 millones de dólares e invierte un 20% en I+D. Genzyme España obtuvo ochenta millones de euros, que supone un 3% de todo el grupo.

¿Cómo está afectando la crisis a vuestro sector y a vuestra empresa en concreto?

Francisco Vivar: Nuestro único cliente es la Administración, la cual no lo está pasando bien y eso repercute. No estamos hablando de tratamiento baratos por lo que la situación actual nos afecta como a otras compañías.

Fernando Royo: Aunque somos privilegiados porque dependemos al cien por cien del sector público, ya que todos nuestros productos son hospitalarios, lógicamente si las finanzas públicas pasan un mal momento, los gestores intentaran reducir gasto. Sin embargo, dentro de esa reducción, los medicamentos con alto valor terapéutico y para situaciones mas graves y especificas, con un número reducido de pacientes, reciben un impacto menor que en otros sectores donde se puede optar por un genérico o una terapia paliativa. Aunque siempre hay cierta presión, pero menos que en otros sectores. BM

También te puede interesar...
NASALFLOW_Big[3]

Estudio sistemático del flujo nasal

El objetivo prioritario del proyecto NASAL FLOW es la consecución de una herramienta integrada y...

Foto Roland Wandeler, Amgen y 3

Entrevista con Roland Wandeler, director General de Amgen

Aunque lleva poco tiempo al frente de Amgen en España y Portugal, Roland Wandeler conoce...

Miren Lore Leanizbarrutia, senadora del PNV

La biotecnología es el gran futuro de España

Entrevista con Miren Lore Leanizbarrutia, senadora del PNV...

Tags relacionadas

Entrevista Biotech

1 Comentario

  1. WILLIAM GÜIZA | 27 noviembre, 2012 21:30:26

    BUENAS TARDES, ESAS DECLARACIONES SON ALENTADORAS.

    SEGURAMENTE PASARE POR NECIO, PERO PIDO EL FAVOR DE INDICARME SI SE TIENE UNA FECHA ESTIMADA PARA LA COMERCIALIZACIÓN DEL ATALUREN EN AMÉRICA LATINA ESPECIFICAMENTE EN COLOMBIA, COMO SERÍA EL MECANISMO PARA OBTENERLO Y QUIEN ES EL PROFESIONAL IDONEO PARA FORMULARLO.

    GRACIAS POR LA ATENCIÓN

    WILLIAM

Añade tu opinión

BYTE TI en LinkedIn
Búsqueda por categorías
Búsqueda por publicación